PROPUESTA DE ACCIÓN POLÍTICA PARA DESARROLLAR HASTA EL 2012

25 años después de la constitución de IU, tenemos que constatar que la democracia sufre una agresión de los mercados que la invalida y la convierte en un instrumento al servicio de sus intereses. La democracia del marketing ha sustituido a la democracia representativa, la especulación y la acumulación vencen al desarrollo sostenible y la juventud más formada y
preparada de la historia vive peor que la generación anterior, sin perspectivas de encontrar un trabajo estable y remunerado.

De esta manera, el neoliberalismo y las fuerzas políticas que lo impulsan y defienden han neutralizado y, por tanto, han dejado sin efecto, las conquistas políticas y sociales conseguidas durante años de lucha por las libertades en España.
En teoría, las reglas de la democracia deberían ser iguales para todas las fuerzas políticas y garantizar su igualdad sobre la base del principio de la pluralidad.
En la práctica, en España el bipartidismo perfecto (PSOE-PP) a través de un consenso no escrito,ha asegurado unas reglas que le permite a estas fuerzas una alternancia permanente en el poder que asegura que el núcleo de las políticas neoliberales pactadas en Bruselas, junto con el atlantismo y la monarquía, no sean puestos en peligro.
Plantear un cambio de esta situación necesita forzosamente del concurso del protagonismo activo de las personas trabajadoras, de todas las organizaciones sociales interesadas en disputar la hegemonía al bipartidismo.

Esa participación se convierte en estratégica, no coyuntural, no táctica y, por tanto, su organización y capacidad de propuesta organizada, es el eje (mejor dicho, debe ser el eje) de nuestra intervención política, social, institucional y cultural. Si estuviésemos de acuerdo en este principio básico, deberíamos actuar en consecuencia y volver a nuestras raíces en el sentido de construir una organización pensada para la participación y la acción social, entrelazada con todos los movimientos opuestos al neoliberalismo.
Todo lo demás, -la acción institucional o la comunicación a través de los medios privados o públicos-, debe estar al servicio de la idea central de la participación por y desde abajo. Pretendemos que las direcciones a todos los niveles se comprometan con esta idea estratégica y con su presencia física organizada de forma periódica puedan contribuir en las asambleas de base (abiertas a personas no afiliadas) a convertir Izquierda Unida en un instrumento de intervención directa para lograr un cambio de modelo económico que asegure la democracia y las libertades.

En ese proceso de acumulación de fuerzas, las elecciones son siempre una oportunidad para poder explicitar programas alternativos y para que el mayor número de personas posible, organizadas o no, puedan ser protagonistas activas de esa elaboración colectiva. Se trataría de dedicar TODA nuestra fuerza, estructuras, cargos públicos, dirigentes sociales,
finanzas… a organizarnos con la gente por abajo, a ras de suelo, para, con ellos y ellas, construir un PROGRAMA PARTICIPADO para las elecciones del 2012. Organizar el encuentro con las personas que se movilizaron en la Huelga General es organizar la disputa por la hegemonía con pasos firmes y seguros en esa dirección. Se trataría de organizar UNA DINÁMICA CIUDADANA EN DEFENSA DE UN PROGRAMA ALTERNATIVO.

Una elaboración a dos vueltas, desde las asambleas de base, con elección de delegados/as, que asuman el protagonismo y la autoría del Programa. El tipo de cambio que queremos se producirá si se realiza desde la base de la sociedad, se trata
de activar nuestras “terminales” para, desde allí, desde la base, desde los pueblos y ciudades, desde las fábricas y centros de estudio, comunicar, movilizar, defender la idea de que es posible y realizable otra política económica basada en la defensa del empleo y de las conquistas sociales.

La participación de toda la dirección de IU, de las Federaciones y de EUiA, debe organizarse para que cada compañera y compañero sepa cuántas asambleas le corresponde hacer el seguimiento en el proceso de elaboración programática. La presencia física de dirigentes ayudará a mantener una visibilidad constante en los medios de comunicación locales y
regionales, en los que es más difícil evitar nuestra aparición. Debemos organizar ¡YA!, en todos los territorios y a todos los niveles, encuentros con organizaciones sociales, profesionales, sindicalistas y gente de la cultura para invitarles a participar en los procesos ya abiertos de elecciones locales y autonómicas y, sobre todo, emplazarlos a participar incorporándose a los debates del PROGRAMA 2012.

Somos conscientes de que el cambio que defendemos no puede venir ni desde posiciones ilustradas ni desde el “famosismo”. Se trata de una tentación permanente entre la izquierda creer legítimamente que personas de forma individual (no organizadas desde abajo) pueden avanzar hacia un cambio de sistema.
Nuestra historia, nuestras convicciones transformadoras, nos dicen que sólo cuando las fuerzas de la cultura se unen a las del trabajo, de forma organizada son posibles cambios profundos, estructurales.
En este sentido, desde la valoración positiva que hacemos de los trabajos realizados en el proceso de Refundación y analizando las diferentes iniciativas sociales de reactivación de la Izquierda que se están presentado en los últimos tiempos, entendemos que es necesario para impulsar una salida social a la crisis concretar una acción política que nos permita combinar la movilización con la propuesta política.

Desde esta perspectiva es desde la que se plantea que IU impulse en los próximos meses una CONVOCATORIA SOCIAL PARA LA ELABORACION DE UN NUEVO PROGRAMA POLITICO, Convocatoria que sirva para concretar la Alternativa Social a la Crisis que entre todas y todos estamos construyendo y hacerlo desde la mayor voluntad unitaria e integradora.
En función de esta idea se propone el siguiente Plan para la Acción Política de IU a desarrollar durante los próximos meses, hasta las elecciones generales, dejando bien claro que esta propuesta no sustituye al proceso de Refundación, ni a ninguna otra tarea que tanga planteada alguna otra secretaria, sino que las complementa:

PROPUESTA DE CONVOCATORIA SOCIAL PARA LA ELABORACION DE UN PROGRAMA
POLITICO PARA UNA SALIDA SOCIAL A LA CRISIS

Debemos tener claro que esta propuesta no plantea una campaña para recabar el voto, sino que se trata de propiciar la participación y la implicación de lo más dinámico de la izquierda social, sindical, cultural y política en la concreción política para elaborar colectivamente una alternativa, en el más amplio sentido de la palabra “programa” y, hacerlo en un proceso de “convocatoria ciudadana” que cubra tanto el ámbito municipal, como el comarcal, autonómico y estatal.
La convocatoria social busca por tanto la construcción de una alternativa política a la actual forma de afrontar la crisis, partiendo de la realidad de cada pueblo y cada comarca, de cada comunidad.

En el mismo sentido tenemos que tener claro que esta convocatoria ciudadana no trata de generar nuevas estructuras sino de impulsar un proceso participativo a doble vuelta que consiga la máxima implicación desde la base de lo más comprometido de la izquierda y recibiendo constructivamente las distintas iniciativas, plataformas, e instrumentos de
movilización que han surgido para luchar frente a las medidas conservadoras y antisociales planteadas por el Gobierno para salir de la crisis, será preciso estructurar, organizar, la participación del mundo del trabajo y de la cultura desde el primer momento del proceso de la elaboración programática.

El proceso debe impulsar una movilización de toda la organización que nos sitúe como referente político de quienes no se han resignado, de quienes se rebelan frente a la injusticia que supone que la crisis la paguen los mas débiles, mientras el gobierno del PSOE sigue tomando medidas para beneficiar a quienes han provocado la crisis.
Debe ser un proceso muy capilar, muy abierto y participativo, precisamente por ello el proceso de elecciones municipales es un buen momento para obtener una serie de que nos permitan un conocimiento de la realidad de la izquierda social, su grado actividad y representatividad así como los conflictos laborales y sociales en los que podemos incidir en cada.
Al mismo tiempo tenemos que recordar que disponemos de un soporte de propuestas que indican que no partimos de cero:

• Llamamiento y programa de la I Asamblea de Refundación
• Programa Marco Local y Autonómico
• Material propositivo aprobado por IU
Estos documentos deben enviarse a las federaciones como base del proceso a desarrollar que se propone tenga el siguiente esquema de trabajo:

+ Iniciar la Convocatoria mediante la elaboración de un llamamiento por la Ejecutiva Federal que se aprueba en la primera semana de junio, para redactar el llamamiento se constituye una ponencia con la participación de las responsabilidades de Economía, Programa, de Refundación, Electoral e Institucional, y la Coordinación de Áreas.

+ Este llamamiento a la participación del proceso de elaboración colectiva se difundirá a la vez que se discute en la base, hasta finales de julio mediante contactos directos desde el nivel más básico posible (barrio, empresa, universidad, etc.).

+Celebración de Asambleas Abiertas durante julio con el documento base de la CONVOCATORIA para presentar lo que serían las propuestas de bases para la elaboración del nuevo programa político de la izquierda. Sería interesante en estas asambleas responder individual o colectivamente a la pregunta: “¿Que haríamos si gobernásemos para que la crisis
no la sigan pagando los/as trabajadores/as?”.
Garantizar el proceso mediante un reparto de las organizaciones de base entre el mayor número de dirigentes que se tienen que responsabilizar directamente de que se celebre al menos una reunión en cada nivel territorio o sector donde IU tiene presencia y también se encargue de impulsar actividad en las zonas blancas.
Dar un protagonismo especial a la Áreas de Elaboración y a los foros que se han constituido, como instrumentos de elaboración colectiva que en este proceso deben fortalecerse y ampliarse.
Antes del 20 de julio, se realiza la puesta en común y la sistematización del trabajo en el ambito provincial para terminar antes del 5 de sep. la fase de federación, y celebrar en torno al 10 de sept la Asamblea final de la primera fase, en este momento se pondrían en común las propuestas de esta primera fase, desde el nivel local al federal. En esta Asamblea se aprobaría el Borrador del Nuevo Programa político y la ponencia se constituiría en comisión redactora.

+ Presentación publica del borrador aprobado en la I fase de la Asamblea con el mismo método con el que se presentó el llamamiento que en la primera fase.

+ Segunda fase de las asambleas durante el resto de septiembre, octubre y noviembre desde el borrador aprobado en la Asamblea. Se trataría de concretar en todos los niveles la elaboración del programa a todos los niveles y de la elección de los delegados desde la base y desde las Federaciones que participarían en la 2ª Fase de la Asamblea de la Convocatoria Social que se celebraría durante el puente de la Constitución, en esta Asamblea se aprobaría la apuesta programática y electoral para las elecciones del 2012.
Se debe elaborar en paralelo al llamamiento un reglamento que concrete el desarrollo de la Convocatoria y señale la elección de delegados/as en los niveles de federación y estatal del proceso y permita de esta forma la participación tanto de los miembros de IU, como de quienes han formado parte del proceso de la Convocatoria Ciudadana y no son miembros de IU.
Tras la Asamblea, se difundirían las propuestas a cada nivel, en lo que sería una campaña muy capilar que nos llevaría a las elección generales del 2012.
Esta propuesta se sustentaría en una mini-estructura compuesta por una Comisión Federal Coordinada por la Secretaria de Acción Política y formada al menos, Responsables de Organización, Finanzas, Programa, de Refundación, Institucional, la Coordinación de Áreas, más las secretarías y responsabilidades que se considere oportuno. Sería interesante donde sea
posible sin forzar las estructuras de la elección de una persona en cada nivel de las estructuras de IU responsable de hacer un seguimiento de las actividades, a la vez desde la secretaria de comunicación interna se aseguraría la máxima difusión interna y un diseño gráfico, pero no podemos olvidar que lo realmente importante sería la implicación de los dirigentes que aseguren el proceso a todos los niveles, aunque fundamentalmente en la base.
Evidentemente si se adelantaran las Elecciones Generales para el mes de octubre o noviembre, limitaríamos la Convocatoria a una sola vuelta pero con el mismo esquema.

José L. Centella Gómez
Responsable Federal de Acción Política

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar etiquetas HTML y atributos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

IU Majadahonda 2016 Contenidos publicados bajo licencia Creative Commons

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies