MOCIÓN PARA MEJORAR LA SITUACIÓN DE LAS VIVIENDAS DE PROTECCIÓN PÚBLICA DE ALQUILER DE MAJADAHONDA

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

 Izquierda Unida lleva años denunciando la escasa actividad de PAMMASA para desarrollar su objetivo principal de facilitar el acceso a una vivienda asequible a aquellos majariegos con dificultades para ello y el pésimo mantenimiento que hace de nuestro patrimonio municipal de las viviendas de alquiler.

Los vecinos de las viviendas de protección pública de alquiler realizan constantes quejas por el mal mantenimiento de las mismas: bombillas meses fundidas a pesar de los reiterados avisos, fachadas desconchadas, pintura de las zonas comunes en malas condiciones porque pasan los años sin pintarse, baldosas rotas y desprendidas, vallas y puertas rotas, lo que genera problemas de inseguridad, falta de seguimiento y control sobre los adjudicatarios lo que a veces genera problemas de vecindad, incluso hay promociones con problemas de cucarachas y ratones por falta de un adecuado cuidado, etc.

Esta situación es lamentable dado que, al margen de que es obligación y responsabilidad de PAMMASA velar con todos sus recursos por el cuidado de un patrimonio que pertenece a todos los majariegos, existe un servicio específico de control para el mantenimiento estas viviendas que dispone de personal y hasta de un vehículo para realizar esta labor.

Pero esta situación resulta más incomprensible aún si se tiene en cuenta que los inquilinos hacen una aportación mensual en concepto de gastos de comunidad que oscila entre los 40€ y los 60€  aproximadamente para que sean invertidos en el mantenimiento, cuidado y mejora de las promociones. Es decir, urbanizaciones como Granja del Conde con 100 viviendas tiene un presupuesto anual de más de 72.000€ , mientras que el mantenimiento que realiza PAMMASA es más que mejorable. Además, no existe ningún tipo de organización de comunidades de vecinos a pesar de que ha habido varios intentos por parte de los usuarios, pero la descoordinación y la falta de atención de PAMMASA ha dado al traste con ello.

Por otro lado, majariegos que resultan adjudicatarios de viviendas de protección en nuestro municipio acaban por renunciar a ellas por no poder pagarlas. Esto se debe a que se encuentran con unos precios que rozan las del mercado libre. En el año 2008, en plena burbuja inmobiliaria, la Comunidad de Madrid aumentó un 30% el precio del módulo y PAMMASA optó por aplicar el máximo recogido como si fuera el precio establecido y no un límite que no se puede superar.

Esta circunstancia ha provocado un importante agravio comparativo entre los adjudicatarios que están pagando rentas con una diferencia de más de 200€. En la actualidad, un nuevo inquilino paga 675,09€ por una vivienda de 70m2 mientras que los antiguos arrendatarios (con las subidas del IPC aplicadas en 5 años) pagan por la misma vivienda 473,73€. Hay que señalar que en dicho recibo, además del propio alquiler de la vivienda, están incluidos la plaza de garaje (a un precio por encima del mercado), el pago del IBI, de la comunidad y del seguro del edificio (al margen del propio de cada vivienda).

Asimismo, se da la curiosa paradoja de que PAMMASA repercute el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles sobre los propios inquilinos que no son los propietarios del bien que grava este impuesto. Esto significa que adjudicatarios de viviendas sociales, con unos bajos ingresos acreditados, se ven obligados a afrontar el pago de recibos de IBI que, debido a que la mayoría de estas viviendas tienen más de 6 años de antigüedad y han perdido la bonificación por vivienda protegida, pueden llegar a superar los 500 euros anuales.

En un grave contexto de crisis económica que afecta especialmente a las rentas más bajas, nos estamos encontrando con que en los últimos meses el número de impagos de alquileres se ha multiplicado y otros muchos vecinos están teniendo que recurrir a sus familias para que les ayuden a hacer frente a los recibos.

El Grupo Municipal de IU-LV entiende que es necesario y urgente articular medidas que permitan reducir estos alquileres teniendo en cuenta que los inquilinos de las viviendas protegidas de alquiler cumplen unos requisitos revisables de rentas mínimas, por lo que entendemos que con esta medida se estaría incidiendo en rebajar los precios totales de estos alquileres que cada vez se asemejan más a los precios del mercado libre.

Por todo ello, el Grupo Municipal Izquierda Unida – Los Verdes, propone al Peno para su aprobación la siguiente:

 

MOCIÓN

 

 

  1. Que de manera urgente se fijen unos nuevos precios por los alquileres, bajando las cuotas de los adjudicatarios y no se les impute a los inquilinos el pago del IBI por unas viviendas de las que no son propietarios.

 

  1. Que PAMMASA promueva reuniones con la totalidad de los inquilinos de las promociones de viviendas de alquiler para recibir sus quejas y sugerencias, informarles de los servicios a su disposición y de sus obligaciones, y organizarlas en comunidades de vecinos.

 

  1. Que se haga un plan de inversiones, a corto, medio y largo plazo, con las necesidades detectadas de cada una de las promociones de alquiler del Ayuntamiento y Pammasa.

 

  1. Que se modifique la ordenanza fiscal reguladora del Impuesto de Bienes Inmuebles para que, en el caso de las viviendas de alquiler, la bonificación por vivienda protegida se extienda durante todo el periodo de arrendamiento protegido.

 

Majadahonda, 21 de febrero de 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar etiquetas HTML y atributos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

IU Majadahonda 2016 Contenidos publicados bajo licencia Creative Commons

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies