MOCIÓN PARA QUE SE ELABORE UN MAPA DE RUIDOS Y UN PLAN DE CHOQUE CONTRA EL RUIDO EN MAJADAHONDA

Escrito el 02 julio 2014 por Izquierda Unida - Majadahonda

(Pleno junio de 2014)

 El 30 de julio de 2008, el Pleno municipal acordó por unanimidad, a instancias de una moción del Grupo Municipal de Izquierda Unida, la delimitación de las áreas de sensibilidad acústica, de acuerdo con lo previsto en la Ordenanza Reguladora del Medio Ambiente del Ayuntamiento de Majadahonda y que, una vez efectuada dicha zonificación, el Ayuntamiento adoptaría las medidas oportunas para asegurar su amplia difusión, y contribuir así al cumplimiento de lo estipulado, en materia de contaminación acústica, para cada zona del municipio.

Dicha propuesta buscaba que el Ayuntamiento desarrollara aspectos relacionados con la problemática del ruido que venían recogidos en la Ordenanza Reguladora del Medio Ambiente (ORMA), llevara a cabo una delimitación y pusiera a disposición de los vecinos la zonificación correspondiente, haciéndoles conocedores de sus derechos y obligaciones al respecto, para facilitar el cumplimiento de la normativa por parte de todos, todo ello con el objetivo de intentar paliar las molestias que sufrían muchos vecinos a diario por este tipo de contaminación.

Han pasado ya seis años desde que se adoptó dicho acuerdo y no tenemos constancia de que se haya hecho nada de lo acordado, a pesar de haber sido aprobadas a posteriori otras iniciativas con ese mismo objetivo.

El problema del ruido en nuestro municipio sigue en aumento, en algunos casos incrementado por las políticas llevadas a cabo por los sucesivos Equipos de Gobierno para “dinamizar” el pueblo. Con motivo de la peatonalización del Bulevar Cervantes y la ampliación de la Gran Vía, en el mes de julio de 2010 se modificó la ORMA para sacar estas zonas, junto a otras calles adyacentes, de lo que entonces se definían como “zonas saturadas” por la acumulación de establecimientos que producen  molestias y contaminación de distinto tipo, incluido la acústica, que impide el natural descanso de los residentes  en las viviendas cercanas.

Apenas un año después, en el mes de abril de 2011, se volvió a modificar la ORMA, para suprimir el emplazamiento de “zona saturada” y el régimen de distancias para la radicación de los negocios de usos hosteleros (exceptuando bares especiales, discotecas y salas de baile).

En el mes de enero de 2013, en la línea de “dinamizar” el comercio, el Equipo de gobierno impulsó una nueva Ordenanza Reguladora de las Terrazas que ampliaba el horario de apertura de los establecimientos de hostelería y, por ende, las molestias a los residentes. Aunque tras numerosas quejas y alegaciones presentadas por vecinos, asociaciones y grupos municipales de la Oposición, el Gobierno Municipal suavizó la ampliación de horarios, ésta siguió  perjudicando a muchos vecinos.

Los problemas de ruidos  afectan a  vecinos de diversas zonas del municipio, especialmente del casco urbano, pero también al entorno del  Centro Comercial La Bolsa, etc. que  conviven a diario con múltiples molestias que perturban su necesario descanso y choca frontalmente con el supuesto “modelo de ciudad” y la “lucha implacable contra el ruido”que dice defender el Equipo de gobierno.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida-Los Verdes, haciéndose eco de las numerosas quejas de  afectados por el ruido, considera necesaria la búsqueda de soluciones compartidas y eficaces para asegurar una mejor calidad de vida y el descanso de los vecinos.

Por todo ello, el Grupo Municipal de Izquierda Unida-Los Verdes, presenta para su aprobación por el Pleno, la siguiente

MOCIÓN

  1. Que el Ayuntamiento elabore un mapa de ruidos y de inmediato cumplimiento a los acuerdos plenarios en esta línea.
  1. Una vez realizado el diagnóstico de la problemática de ruidos y contaminación acústica en el municipio, se estudie una modificación de la Ordenanza Reguladora del Medio Ambiente al objeto de recuperar las limitaciones recogidas en el desaparecido Anexo 0 y  las “zonas saturadas”.
  1. Que se realice ya una campaña de mediciones acústicas en todos aquellos locales y terrazas que, en particular en verano, puedan afectar al descanso de los vecinos. En este sentido, que además se sensibilice a los titulares de los locales y terrazas respecto de la minimización de las molestias por ruido.
  1. Se ponga en marcha un plan de choque contra los ruidos, que incluya la formación de personal municipal y Policía Local para la realización de mediciones y actuaciones inmediatas al objeto de disponer de una respuesta ágil para atender a las molestias por ruidos.

 Juan Santana Uriarte

Portavoz Grupo MunicipalIU-LV