EL PP SE NIEGA A ABRIR UN PROCESO PARTICIPATIVO EN LA MODIFICACIÓN DEL PGOU DE MAJADAHONDA

Escrito el 02 febrero 2015 por Izquierda Unida - Majadahonda

Tras estar años “congelado” el desarrollo de Arco de Poniente (zona que abarca desde el cementerio hasta la carretera de Villanueva del Pardillo), se acerca el final del mandato del PP y le entran las prisas. Esta revisión supone un 10,12% del suelo urbano del municipio, lo que implica agotar prácticamente el desarrollo urbanístico de Majadahonda, que va a significar unas 3700 nuevas viviendas y la llegada de más de 10.000 nuevos vecinos y vecinas a una zona que está colindando y sirve como pantalla protectora de uno de nuestros espacios naturales más importantes: la Dehesa de Majadahonda.

En Izquierda Unida entendemos que el urbanismo no debe ser sólo una cuestión técnica y que la información no debe limitarse a una mera exposición al público, esperando que sean pocos los ciudadanos que se enteren. El diseño de la ciudad afecta todos los habitantes y se debe hacer de forma participativa y transparente y, por lo tanto, debe revisarse el Plan teniendo en cuenta las opiniones y las necesidades de los vecinos y vecinas.

Por ello, el Grupo Municipal de Izquierda Unida-Los Verdes ha propuesto que se abra un amplio proceso de información sobre qué va a suponer y cómo va a afectar a nuestro pueblo esta modificación del Plan y que desde el Ayuntamiento se articulen mecanismos de consulta para poder recoger todas las inquietudes o sugerencias vecinales, especialmente de los que se pueden ver más afectados por este desarrollo. El Partido Popular rechazó está propuesta a pesar de que fue apoyada por el resto de grupos de la oposición.

Juancho Santana portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida – Los Verdes comentó “A menos de 4 meses de las elecciones el Equipo de gobierno quiere dejar hipotecado el futuro de nuestro municipio. Al PP no le importan las carencias de equipamientos y servicios públicos que tiene Majadahonda fruto de su gestión, ni las necesidades reales que tienen los vecinos y vecinas y, por eso, le sobra su opinión”.